MASTOCITOMAS Y LA RAZA BOSTON TERRIER

Todos los propietarios de Boston terrier  deben conocer la alta  incidencia de este tumor en la raza. No se sabe exactamente porqué aparecen, pero si que existe un factor hereditario.   Afecta tanto a hembras como a machos. No tienen edad predilecta,

Se trata de un tumor, que fundamentalmente afecta a la piel y tejido subcutaneo (lo que hay inmediatamente bajo la piel).

En veterinaria lo conocemos como “el gran imitador”, adopta diferentes presentaciones clínicas:   puede parecernos un bultito sin importancia que a veces aparece con los pelos circunscritos erizados, muchas veces aparece y desaparece ( y pensamos que nos pareció ver algo que ya no está….y de nuevo está). La mayoría de las veces es un tumor sólido y firme, con frecuencia  se enrojece y se hincha, y en el mismo día cambia de color y vuelve a su tamaño anterior.

En la mayoría de los casos, la zona afectada pierde el pelo. Algo muy importante es que a medida que avanza en el tiempo pica, el perro se lame, se  rasca, la zona aparece enrojecida.

Puede aparecer como una ulcera, incluso como una placa. A veces creemos que se trata de  un “lipoma” (tumor benigno de grasa) donde en realidad   hay un mastocitoma.

Es importante saber que es difícil de diferenciar de otras lesiones en la piel, tumorales o no.

Y lo  más importante: NO esperar a ver qué pasa, a ver si crece. Si aparece un bulto en la piel de nuestro Boston debemos acudir lo antes posible a nuestro veterinario, que nos ayudará a encauzar el problema de forma precoz, nos orientará con el tratamiento y con el pronóstico.

 

EL MASTOCITOMA DEBE SIEMPRE CONSIDERARSE COMO UN TUMOR POTENCIALMENTE MALIGNO YA QUE  ES UN TUMOR IMPREDECIBLE.

 

La buena noticia es que se puede diagnosticar con el simple acto de aspirar con una aguja fina y hacer una citología, algunos se diagnostican en la propia clínica, los más graves  necesiten del ojo experto de un patólogo.

 

CUANTO MÁS PEQUEÑO  MEJOR, el tumor no es sólo lo que vemos, es más lo que abarca que lo que se ve, ya que son infiltrantes. Hablamos de un tumor cuyo tratamiento pasa casi siempre por la cirugía de bordes amplios, hay que quitar mucho alrededor para asegurarnos de no dejar células malas. Con tumores de comportamiento muy agresivo, haciendo bien las cosas, algunas veces, los resultados son desalentadores.

 

CLASIFICAR  GRADO HISTOLOGICO DEL TUMOR, digamos que hay distintos grados, cuanto más bajo mejor pronóstico. Los grado I suelen ser los más frecuentes en esta raza, en general, con una buena cirugía normalmente erradicamos el problema, (aunque hay compañeros con amplia experiencia que han tenido casos de grado I y comportamiento agresivo, pero esto no es lo habitual). Los mastocitomas de grado II son difíciles de pronosticar, lo ideal siempre es tener una buena biopsia, en ella indican los patólogos, los parámetros que más información nos dan para hacer un tratamiento (una nueva cirugía y medicación específica) y posterior seguimiento del tumor. Los de grado III son siempre malos, con una alta incidencia de metástasis, pero siempre hay procedimientos  que se pueden intentar. Normalmente se recomienda no operarlos y poner directamente medicación o quimioterapia.

 

SI QUEDAN RESTOS DE CELULAS EN LA INCISION QUIRURGICA: no desesperarse, se puede volver a reintervenir, si la zona lo permite. Y dependiendo del informe de anatomía patológica, a veces podemos usar  quimioterapia para evitar que reaparezca.

Hoy en día por suerte, hay una amplia gama de fármacos que podríamos usar y con efectos secundarios mínimos o al menos controlables.

A TENER EN CUENTA: la localización del tumor es muy importante, son peores los que salen en párpados, en escroto, región inguinal y zona prepucial, lecho ungueal, vagina y vulva, algunas de estas zonas por el poco margen de piel en el momento de la cirugía.

Existe una forma visceral, pero por suerte es poco frecuente.

Los tumores que llevan tiempo o que son más agresivos suelen acompañar de síntomas gastrointestinales: vómitos y diarreas, así como hematoquecia o melena.



Luisa Cabrera Ojeda

Veterinaria, amplia experiencia en la raza Boston Terrier

 

 

Fotos cedidas por la Dra. Cabrera Ojeda

Fotos propiedad de Dña. Elena Martinez de Merlo, Doctora por la Universidad Complutense de Madrid y Profesora Titular del Dpto.de Medicina y Cirugia animal de la Facultad de la UCM

www.ZOOBIO.es
www.Petsexpert.es

Crea tu propia página web, sigue este enlace.

 

www.1and1.es?kwk=172115889

Miembro de:

Flag Counter
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Yeray González González

Página web creada con 1&1 Mi Web.